PARES BIOMAGNÉTICOS


Hace más de veinte años que el doctor Isaac Goiz descubrió que cualquier enfermedad se genera en dos puntos concretos y relacionados entre sí; uno de estos puntos siempre está excesivamente ácido y el otro muy alcalino, provocando que en uno se acumulen los virus y los hongos y en el otro las bacterias y los parásitos. Para detectar esa disfuncionalidad, se somete al cuerpo a un test kinesiológico (que es la respuesta muscular inteligente), y por contracciones musculares del cuerpo, se puede descubrir cuáles son los pares (así se llaman estos dos puntos conectados entre sí) que están alterados y que producen la patología. Una vez que se han detectado, se ponen dos imanes de alto gaussage (potencia superior a 1.000 gauss), uno con el polo positivo en uno de los puntos y el otro con el polo negativo, esto crea una corriente magnética que empuja la carga positiva contra la negativa y neutraliza los patógenos que corresponden a ese par, eliminando la enfermedad que tiene asociada. De esta manera podemos mejorar de forma rápida y sencilla, aproximadamente, el 90% de las enfermedades. El doctor Goiz defiende que en el caso del cáncer, hay implicadas toxinas, hongos, bacterias, virus y parásitos y que la mayoría de los casos diagnosticados como tal, no es cáncer verdadero, ya que según él, sólo es verdadero aquellos casos en los que está presente el bacilo de la lepra.

 

Sabemos que cada órgano y tejido del organismo tienen un ph concreto, aunque sólo se mida en la saliva, la sangre o la orina, y eso nos da la información de que la mayoría de las personas enfermas tienen los iones electropositivos elevados que acidifican las células, la sangre, los órganos y las secreciones. De ahí que la terapia con los imanes es tan efectiva, porque se basa en la dualidad entre los pares (los dos puntos conectados entre sí). Goiz constata que cuando hay desequilibrio del ph y está excesivamente ácido uno de esos puntos, que equivale a un órgano o tejido, el otro punto con el que está conectado, el ph está muy alcalino. Después de más de veinte años demostrando con resultados evidentes de la mejoría de miles de pacientes tratados con esta terapia, descubrió más de 200 pares que corresponden a diferentes patologías.

 

Cuando una persona acude al terapeuta, se hace un rastreo completo para descubrir cuáles son los pares que están en disfunción. Esta terapia no trabaja por medio de recetas, me explico, no existe un par concreto para el dolor de cabeza, ya que este puede estar provocado por diferentes patógenos y estos serán detectados mediante el rastreo completo de los más de 200 pares, aplicando los imanes en aquellos que se detecten por mediación del test. Es posible que el paciente necesite hacerse más de una sesión para eliminar todos los patógenos existentes en su cuerpo, ya que a lo largo de su vida puede haberlos ido acumulando y su cuerpo no los ha podido eliminar, como ocurre con las enfermedades de repetición. Quedan los reservorios ocultos en el cuerpo, aunque vuelven a surgir cuando el sistema inmune se altera y baja las defensas. Aparte de neutralizar los patógenos con los pares biomagnéticos, también se utiliza la bioenergética para sanar las emociones que puedan estar implicadas en la enfermedad. Trabajando con los órganos de desecho, podemos ayudar al organismo a desintoxicarse de las toxinas acumuladas, favoreciendo que el sistema inmunológico trabaje con total eficacia. Los imanes también tienen la capacidad de regenerar el tejido dañado, y una vez eliminada la emoción y el patógeno, se aplican los imanes para la regeneración total, aliviando así la mayoría de las enfermedades.

 

Aplicaciones:

  - Dolores en general, espalda, rodillas, cadera, cabeza, brazos, etc.

  - Malas digestiones.

  - Infecciones

  - Insomnio

  - Artritis

  - Alergias

  - Cansancio, agotamiento

  - Malestar general

  - Resfriados de repetición

  - Reuma

  - Afecciones de la piel

  - Toda clase de virus, bacterias, cándidas, parásitos...