CHAKRADANCE


 

 

 

 

Chakradance es una práctica de baile para el alma, una meditación activa, en movimiento. Se trata de reconectarnos con nuestra verdadera esencia o nuestro auténtico ser. Nuestra intención en estos talleres es honrar el trabajo del alma. Intentar conectar con esta parte profunda dentro de nosotros y escuchar lo que tiene que decirnos.

 

Muchos de nosotros sufrimos de síntomas incómodos en nuestras vidas, tales como la depresión, la ansiedad, las dependencias, los comportamientos obsesivos, etc.

 

En las culturas chamánicas tradicionales, se cree que estos síntomas derivan de la pérdida de conexión con el alma. Básicamente existe un conflicto entre nuestra vida interior y exterior, que no están acorde y cuando eso ocurre, la persona no se siente bien consigo misma, está en discordancia, y si no hace caso a esos sentimientos y no se los atiende, el cuerpo se rebela dando síntomas e incluso enfermedades más graves.

 

Afortunadamente, el alma tiene un instinto natural para curar, el cuerpo siempre tiene la tendencia a la sanación, siempre y cuando se le dé permiso para hacerlo. Constantemente se comunica con nosotros indicando sus necesidades a través de nuestro cuerpo, nuestras emociones, nuestras relaciones, nuestros sueños, nuestro arte y nuestra danza. Una vez que armonizamos con el lenguaje de nuestra alma, se pueden llevar a cabo profundas sanaciones.

 

Los talleres de Chakradance son un viaje hacia nuestro interior. Utilizamos el baile espontáneo e intuitivo, música específica con sonidos concretos, imágenes guiadas y los mandalas para viajar a través del sistema de los chakras. Chakradance comenzará a activar experiencias internas, es casi como entrar en un sueño despierto, como entrar en meditación profunda y conectar con tu subconsciente. Algunos de vosotros podéis ver imágenes en vuestra mente mientras bailáis,  recordar memorias antiguas, o ganar comprensiones. Podéis experimentar sentimientos, emociones o sensaciones físicas. Es una  revelación orgánica de lo que se encuentra dentro de cada uno de los chakras. Si uno de los chakras está desequilibrado habrá indicaciones, como sensaciones e imágenes que os darán pistas de lo que está ocurriendo. Quizás encontraréis que la música no resuena en algún momento, que salís del trance, que el baile está forzado o que os distraéis. Debéis ser conscientes de las experiencias, observarlas y atestiguarlas.

 

Es importante que seáis respetuosos con vosotros y que vayáis a vuestro ritmo. La finalidad es visitar vuestro interior para ver lo que hay, quedándoos con lo que sea. Se trata de escuchar a vuestras almas, yendo hacia la sanación.

 

El viaje de Chakradance consta de nueve sesiones, la primera es un paseo por todos los chakras, las siete siguientes se trabajan un chakra en cada sesión y la última es una integración de todos ellos. En los nueve talleres se hace la misma dinámica, una pequeña meditación para preparar la mente para el momento, la danza correspondiente para el chakra que estemos trabajando, luego otra pequeña meditación para integrar lo que hemos experimentado y para hacer constancia, se hace un mandala para plasmar la experiencia vivida. Este mandala nos servirá para meditar cada día y hacer el trabajo específico de cada chakra durante toda la semana, hasta la siguiente sesión.

 

Mira este vídeo si quieres ver como funciona una clase.