TRATAMIENTO ANTIOXIDANTE DE GRANADA Y TRUFA


Este tratamiento está indicado para tratar la oxidación de la piel, ya que la granada es un gran antioxidante, de hecho tiene un poder antioxidante tres veces más que el té verde y la naranja. Es un tratamiento muy potente ya que combina diferentes factores, por un lado está la mascarilla con extracto de granada, té verde y trufa que ayuda a frenar el avance de los radicales libres que producen el envejecimiento prematuro de la piel. Luego añadimos el suero tensor que refuerza la elastina dando flexibilidad a las fibras aportando tonificación y reafirmación a las zonas flácidas ayudando a recuperar la fuerza y la tensión perdida y lo acabaremos con una crema a base de trufa y aceite de germen de arroz, que es espectacular a la hora de regular e igualar las zonas grasas y secas del rostro, dejando la piel con una textura de seda, lisa y unificada gracias a su fórmula basada en la trufa, esta crema hidrata en profundidad y aporta todos los nutrientes necesarios regenerando y ayudando a la eliminación de los signos de la edad y las pequeñas imperfecciones de la piel.

 

 

En definitiva podemos decir que es un tratamiento para todo tipo de piel, ya que hace maravillas con la piel seca porque gracias a la estructura molecular de la granada que penetra en profundidad en la piel, aporta una amplia hidratación y humedad a la piel, calmando las pieles secas e irritadas, su alto contenido en ácidos grasos omega 3 mantiene la piel constantemente hidratada y sella la humedad. También va muy bien para las pieles grasas ya que impide los brotes de espinillas y controla la producción de sebo. Además también es un muy buen tratamiento anti edad ya que ayuda a la regeneración de las células en las diferentes capas de la piel y tiene la capacidad de acelerar el proceso de cicatrización de pequeñas heridas a parte de evitar la hiperpigmentación y prevenir la aparición de manchas.