Lipoled de Medilux


Como siempre, en Sheng Qi queremos estar a la última, para ofrecer el mejor servicio al mejor cliente.


Ya conocéis la política del centro, tratar sin agredir y de una manera respetuosa; hasta ahora nunca hemos utilizado aparatología porque todo lo que hay en el mercado o no es efectivo o es demasiado intrusivo e incluso peligroso. Hasta que hemos descubierto Lipoled de Medilux. Es un dispositivo que utiliza la luz infrarroja para tratar las células dañadas o envejecidas, estimulando su regeneración y aumentando la producción de elastina y colágeno. Eso significa que trata y corrige casi todos los problemas de la piel, pero no desde fuera, si no tratando a capas profundas, concretamente hasta 8 cm, eso lo hace activando la circulación sanguínea, aportando más oxígeno, también activa el sistema linfático provocando una mayor eliminación de toxinas. Permeabiliza la membrana celular del adipocito favoreciendo su eliminación sin molestias ni el dolor que producen otros sistemas o técnicas más agresivas, es ideal para la celulitis fibrosa y encapsulada.


La luz infrarroja que emite este sistema es atérmica, eso significa que no produce calor y se puede utilizar en personas con problemas circulatorios o incluso con varices. Los beneficios de este tipo de luz en el cuerpo son espectaculares, podemos tratar:

  • La retención de líquidos.
  • La acumulación de grasa.
  • La tonificación muscular.
  • La reafirmación de tejidos.
  • Ayuda a la cicatrización.
  • Mejora las estrías.
  • Reduce las manchas.
  • Hace un efecto liffting.
  • Tonifica los senos.
  • Es antiinflamatoria.
  • Reduce el dolor muscular.
  • Recupera el tejido dañado.
  • Mejora la circulación sanguínea, reduciendo arañas vasculares.
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Oxigena los tejidos.
  • Estabiliza las funciones metabólicas celulares
  • Estimula la creación de colágeno y elastina.
  • Y mucho más…

Las sesiones son muy agradables, ya que no se siente absolutamente nada, ni hormigueos, ni calor, ni frío, ni pinchazos; solo se siente la suave caricia del manípulo, mientras se desliza sobre la piel produciendo un agradable efecto relajante.


En Sheng Qi no nos conformamos con lo que nos dicen, así que hemos investigado el tema a fondo, aquí tenéis los resultados.


Paciente con 30 años de edad, con gran cantidad de grasa acumulada en las piernas, mala circulación, retención de líquidos y dolor en el tendón de Aquiles. Se sometió a una sola sesión con Lipoled, y los resultados fueron estos:

  • Mejoró el color de la piel.
  • Eliminación total del dolor en el tendón de Aquiles.
  • Eliminación de líquido y grasa.
  • Los glúteos se elevaron.

 

Tobillo antes de la sesión
Tobillo antes de la sesión
Tobillo después de la sesión
Tobillo después de la sesión

Podemos apreciar en la foto, como antes del tratamiento el tobillo medía 29,5 centímetros, y después quedó en 27,8 centímetros. Estas fotos se hicieron en Sheng Qi, no están trucadas.

 

Pierna antes de la sesión
Pierna antes de la sesión
Pierna después de la sesión
Pierna después de la sesión

En la pierna podemos ver como antes del tratamiento medía 46,2 centímetros y después del tratamiento quedó en 45,2. ¡Eso en una sola sesión!


Palabras textuales de la paciente, justo después del tratamiento:

  • “No me duele el tendón de Aquiles y me noto las piernas menos cargadas.”
  • “En el pipí me ha salido una capa de grasa.”

Al día siguiente:

  • “Me veo menos volumen en el culo y la piel más suave, la piel está súper mejor y el culo se me ha quedado plano y deshinchado en la parte alta, donde me hacía tanto daño.”
  • “El tendón me sigue sin doler.”

 

Probamos el tratamiento facial en una mujer de 65 años con los problemas típicos de la edad, flaccidez, manchas, arrugas etc., los resultados fueron sorprendentes, ahí van las imágenes, que según dicen valen más que mil palabras:

 

Facial antes de la sesión
Facial antes de la sesión
Facial después de la sesión
Facial después de la sesión

Es espectacular ¿Verdad? Las patas de gallo casi han desaparecido, la bolsa del ojo ha disminuido, las manchas se han atenuado, los poros se han cerrado y la piel luce más viva, ¿Qué más se puede pedir en una sola sesión?

 

También, hicimos una prueba facial en una mujer de 40 años para tratar la flaccidez; visualmente se atenuaron un poco las arrugas de expresión, quedaron más abiertas, la tez después del tratamiento estaba más luminosa y la flaccidez no desapareció pero la piel se notaba más dura, más tersa. No he puesto fotos porque no se aprecia bien la mejoría.

 

Hay que tener en cuenta que solo hemos hecho una sola sesión, lo ideal es hacer entre 8 y 12 para obtener los resultados definitivos, también dependerá del estado de la piel, de la edad de la persona, de cómo sea su alimentación, de en qué condiciones tenga los órganos de desecho (hígado, intestinos, riñones, bazo, etc,). Aunque la mejor opción es que os animéis a probarlo y sintáis en vuestro propio cuerpo las mejorías y los cambios.