¿Cómo eliminar esos gramitos de más cogidos durante el verano?


Se acaba ya el verano y con él, las patatitas, las cervecitas, los helados y demás. Por lo tanto es un buen momento de hacer un plan de detoxificación y ayudar al hígado a eliminar todas estas toxinas que hemos acumulado y evitar que se queden fijadas.

Ya sabéis que lo que viene rápido, rápido se va, por lo tanto no podemos esperar más, este es el momento idóneo.

 

¿Cómo lo haremos? Pues muy sencillo, dependerá del grado de abuso al que hayamos estado sometidos, si no nos hemos portado muy mal, simplemente eliminado de la dieta algunos alimentos nocivos y ayudándonos de algún jarabe de hierbas que ayude a las funciones hepáticas sería suficiente.

 

Alimentos a evitar: sobretodo las bebidas alcohólicas, las grasas, el exceso de proteínas de origen animal, la sal refinada, los embutidos, la carne, el café, la mantequilla, los fritos, las especias, las harinas blancas y todos sus derivados como el pan, la pasta, etc, el marisco, las naranjas, los plátanos, el melón, la calabaza, las patatas, las espinacas, la berenjena, los tomates, los pimientos, los lácteos en general y sus derivados como la mantequilla, la nata, los yogures, etc y sobretodo evitar la repostería.

 

Eso sería si no nos hemos portado muy mal durante este veranito, simplemente evitando estos alimentos y añadir mucha agua y hacer un poco de ejercicio, sería suficiente para ayudar al hígado.

 

En el caso de que la cosa se nos haya desmadrado, entonces hay que aplicarse un poquito más. A parte de los alimentos que deberíamos evitar tendríamos que seguir un pla dietético para depurar mucho más y poder eliminar las toxinas con mayor facilidad y perder esos gramos que hemos ganado. 

 

Aquí os pongo una propuesta:

 

Desayuno: un zumo de apio o de pomelo o de endivia. Lo podemos hacer todo junto o cada día uno diferente, como más os guste. A los 10 minutos tomaremos un té verde o un rooibos con una rebanada de pan de centeno o de espelta con un chorrito de aceite de oliva de primera prensada en frío y 5 nueces.

 

A media mañana: una fruta del tiempo, evitando la naranja, el plátano y el melón.

 

Comida: de primer plato, una ensalada de escarola, endivias y cogollos de Tudela, aliñado con aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. De segundo, un día a la semana haremos legumbres con verduras, otro día a la semana haremos pasta de espelta o arroz integral con verduritas troceadas y almendras crudas,dos días a la semana haremos pollo de corral o conejo cocido con verduras y tres días a la semana haremos pescado blanco de buena calidad, cocinado al vapor y un chorro de aceite crudo de oliva. En lugar de acompañar con pan lo haremos con 2 tortas de arroz integral.

 

A media tarde: una fruta del tiempo, evitando la naranja, el plátano y el melón.

 

y para cenar: verdura cocida sin patata a escoger entre: borraja, cardo, brócoli, alcachofas, apio, judía verde, zanahoria, puerros, calabacín, acelgas, achicorias y menestra variada sin las coles de Bruselas. Se puede prepara una sola verdura o una combinación de varias. y las podemos acompañar con un poco de arroz integral, o trigo sarraceno, o mijo o quinoa. o en lugar del cereal en grano cocido, podemos acompañar las verduras con pan de espelta.

 

Evidentemente si hay algún tipo de verduras que no nos sientan bien, las omitiremos, al igual que si tenemos la tensión alta, no comeremos acelgas, eso ya cada uno sabe lo que mejor le conviene.

 

Todo esto debería estar regado con unos dos litros de agua o en su defecto infusiones sin teína y sin azúcar.

 

Y si ya queremos rematar la faena y estar estupendos o estupendas, podemos complementar la dieta con un poco de ejercicio y con los parches cosméticos de la casa It Works, que son la bomba para perder volumen a parte de nutrir la piel, tonificar y reafirmar.

 

No te lo pienses más y empieza ya con los nuevos objetivos para este curso, de cuidarse, mimarse y estar por ti. Que te lo mereces.

 

Sandra Gómez

 


Escribir comentario

Comentarios: 0